ideas para junio
aire libre
Conectar con la naturaleza en nuestros
15 Parques Nacionales
Comparte nuestra revista
Facebook de Sapos y PrincesasWhatsApp de Sapos y Princesas
Síguenos en nuestras redes sociales
Facebook de Sapos y PrincesasWhatsApp de Sapos y PrincesasTwitter de Sapos y PrincesasTelegram de Sapos y PrincesasIntagram de Sapos y Princesas
anúnciate en nuestra próxima revista
¿Quieres distribuir gratis nuestra revista entre tus empleados o clientes? Escríbenos a
distribucion@saposyprincesas.com
COMPARTE
Cualquier época del año es buena para hacer una excursión en familia y disfrutar de planes al aire libre. En junio te invitamos a reconectar con la naturaleza visitando alguno de los 15 Parques Nacionales repartidos por toda la geografía de nuestro país.
Un Parque Nacional es un espacio natural de alto valor natural y cultural, poco alterado por la actividad humana. Gracias a sus excepcionales valores naturales, su carácter representativo, la singularidad de su flora, de su fauna o de sus formaciones geomorfológicas, su conservación merece una atención preferente y se declara de interés general de la Nación. En España contamos con 15 Parques Nacionales de paisajes espectaculares y abundante fauna y flora; si aún no lo has hecho ¡conócelos!.
Parque Nacional de Aigüestortes. Fuente: Facebook oficial del Patronat de Turisme de la Vall de Boí
Parque Nacional de Aigüestortes i Estany de Sant Maurici
Este espacio natural es un verdadero paraíso para los amantes de la naturaleza, ya que su entorno se caracteriza por aguas cristalinas que discurren a través de sus numerosos lagos y ríos, y que añaden riqueza a este paisaje de los Pirineos. Junto a los torrentes y cascadas hay que destacar frondosos bosques que, en época de nevadas, lo convierten en un escenario inigualable.
Pero no solo los valores paisajísticos son reseñables, su valor biológico es extraordinario: lagos, torrentes, cascadas, turberas, canchales, agrestes picos y frondosos bosques de pino negro, abeto, pino silvestre, abedul y haya, constituyen el hogar de multitud de interesantes plantas y animales de origen alpino o boreal.
Además, está enclavado en una zona que en la Edad Media vivió el auge del arte románico, lo que ha permitido la existencia de un patrimonio artístico único y perfectamente integrado en el paisaje que lo rodea. La Vall de Boí alberga uno de los conjuntos monumentales de arte románico más importantes de Europa y el más completo y esplendoroso de los Pirineos, con iglesias como Sant Climent y Santa Maria de Taüll, Sant Joan de Boí o Santa Eulàlia de Erill, entre muchas otras.
más información en nuestra web
Parque Nacional del Archipiélago de Cabrera. Fuente: IllesBalears.travel
Parque Nacional del Archipiélago de Cabrera
Este conjunto compuesto por la isla de Cabrera y 18 islotes más, pertenece al archipiélago balear y fue declarado Parque Nacional Marítimo Terrestre. Tiene un gran valor natural ya que, debido a su aislamiento a lo largo de la historia, ha llegado hasta nuestros días prácticamente inalterado: el paisaje litoral de Cabrera se puede considerar uno de los mejor conservados de las costas españolas, y uno de los mejores de todo el Mediterráneo.
Está situado a tan solo 10 km al sur de la isla de Mallorca, y su paisaje y sus vistas no dejan indiferente a nadie. Al llegar allí, uno tiene la sensación de estar totalmente alejado de cualquier tipo de civilización, ya que su tierra es prácticamente virgen, lo que le da una belleza extra y maravillosa.
Lo que destaca del parque no es solo el paisaje, sino también su mundo submarino. El lugar más emblemático en este sentido es la famosa Cova Blava. A media tarde, los rayos del sol iluminan toda la cueva, produciendo fantásticos efectos de luz y un intenso color azul, muy complicado de visualizar en cualquier otro lugar.
más información en nuestra web
Parque Nacional de Cabañeros. Fuente: Facebook oficial visitacabaneros.es
Parque Nacional de Cabañeros
Situado entre las provincias de Ciudad Real y Toledo, es en la actualidad uno de los espacios protegidos de mayor relevancia en la Península Ibérica. La gran diversidad de especies faunísticas y botánicas unidas a su peculiar geología, hacen de este espacio una joya de gran valor natural, siendo el paraje natural representante del monte mediterráneo dentro de la red de Parques Nacionales.
Dada su extensión, para poder conocer y disfrutar de este espacio natural, la visita se puede realizar a través de las diversas rutas senderistas o mediante recorridos en vehículos 4×4 por el interior del parque. Algunas de las especies más representativas que podemos encontrar en este Parque Nacional son grandes rapaces como el águila imperial ibérica, la cigüeña negra, o el buitre negro, o mamíferos como el ciervo, el corzo o el jabalí.
En las localidades de su entorno encontraremos una serie de centros de interpretación y museos etnográficos, así como el Centro de Visitantes de Horcajo de Los Montes y el Centro de Visitantes de Casa Palillos, donde ampliar información sobre el Parque y sus valores naturales.
más información en nuestra web
Parque Nacional de Doñana. Fuente: Canva
Parque Nacional de Doñana
El Parque Nacional de Doñana, mosaico de la naturaleza, alberga una biodiversidad única en Europa. Situado en Andalucía, este Parque Nacional se extiende por las provincias de Huelva, Sevilla y Cádiz.

Debido a su privilegiada situación geográfica, ya que se encuentra entre dos continentes (Europa y África), y su proximidad al lugar de encuentro entre el Atlántico y el Mediterráneo, uno de los mayores tesoros de Doñana son sus grandes extensiones de Marisma, pobladas por más de 200.000 individuos de 300 especies diferentes. La gran estrella es el Lince Ibérico, que se encuentra en peligro de extinción y está protegido.

El Parque Nacional de Doñana fue declarado Patrimonio de la Humanidad por la Unesco en 1994.
más información en nuestra web
Parque Nacional de Garajonay. Fuente: Facebook oficial del Portal Oficial de Turismo de La Gomera
Parque Nacional de Garajonay
El Parque Nacional de Garajonay se ubica en la isla volcánica de La Gomera. Se compone en su mayoría por bosques frondosos que contrastan fuertemente con la aridez que caracteriza al archipiélago canario. Fue declarado Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO en 1986.
Se encuentra en la parte más alta de la isla, entre los 800 y los 1.487 metros de altitud. Su fauna se debe al clima tan particular que tiene: temperaturas suaves, lluvias y una niebla casi permanente que facilita el crecimiento y desarrollo de este Monteverde canario.
Lo mejor para disfrutar del parque en toda su amplitud es recorrerlo a través de los muchos senderos de los que dispone. Cada uno de ellos está marcado con un grado de dificultad y duración, por lo que lo único que tendremos que hacer es elegir el más adecuado para nuestra familia.
más información en nuestra web
Parque Nacional de la Caldera de Taburiente. Fuente: Facebook oficial Visit La Palma
Parque Nacional de la Caldera de Taburiente
Con unos 8 km de diámetro y casi 20 km de circunferencia, el Parque Nacional de la Caldera de Taburiente, un inmenso cráter erosivo, es uno de los Parques Nacionales más veteranos de España.
Situado en el centro de la isla de La Palma, es la mayor atracción turística de la llamada Isla Bonita, una Reserva de la Biosfera de la Unesco. Aquí, la naturaleza guarda un valioso tesoro de diversidad geológica y biológica.
Su paisaje está dominado por un circo de cumbre de 8 km de diámetro con desniveles de hasta 2.000 m, así como con con una red de arroyos y torrentes espectacular y de gran fuerza erosiva, donde se han desarrollado una gran variedad de especies vegetales y animales, que incluyen un gran número de endemismos canarios.
Por el interior del Parque solo se puede transitar a pie, de ahí que disponga de una red de senderos realmente envidiable, de óptima señalización y excelente mantenimiento
más información en nuestra web
Parque Nacional de las Islas Atlánticas. Fuente: Canva
Parque Nacional de las Islas Atlánticas de Galicia
El Parque Nacional de las Islas Atlánticas comprende las islas Cíes, las islas de Ons, Cortegada y Sálvora, todas ellas en las Rías Bajas gallegas En su conjunto forman más de 8000 hectáreas, de las cuales 1.200 corresponden a islas rocosas con impresionantes playas y acantilados. El resto de la superficie corresponde a las aguas protegidas que rodean a las islas. Es en el fondo del mar donde se guardan las más preciadas riquezas ecológicas del parque, custodiadas por los cañones de los antiguos buques aquí hundidos.
Su diversidad de escenarios da cabida a un gran número de especies: más de 200 tipos de algas entre las que se refugian y crían gran cantidad de peces y moluscos, aves marinas que anidan en las repisas de los acantilados y pescan en las aguas poco profundas, plantas sorprendentemente adaptadas a vivir entre las arenas de las dunas o en las estrechas grietas de los acantilados.
Para facilitar la visita a este singular Parque Nacional, existe un Centro de Interpretación en el monasterio de Santo Estevo (Cíes), así como un punto de información en Ons. Las Islas Cíes disponen de acceso marítimo (restringido a 2.200 personas/día) desde las localidades de Vigo, Baiona y Cangas.
más información en nuestra web
Parque Nacional de Las Tablas de Daimiel. Fuente: Turismo Ciudad Real
Parque Nacional de Las Tablas de Daimiel
Este humedal es prácticamente único en Europa y último representante del ecosistema denominado tablas fluviales, antaño característico de la llanura central de nuestra Península. Es un ecosistema complejo que mezcla las características de una llanura de inundación, producida por los desbordamientos de los ríos Guadiana y Gigüela en su confluencia, con la de un área de descarga de aguas subterráneas procedentes de un acuífero de gran tamaño. Estos desbordamientos, favorecidos por la escasez de pendiente en el terreno, llevan emparejados el desarrollo de una potente y característica cubierta vegetal que constituye un excepcional hábitat para toda la fauna ligada al medio acuático.
Se trata de uno de los ecosistemas más valiosos de la Mancha, hogar de la avifauna que utiliza estas zonas como área de invernada, mancada y nidificación, creando una Zona Integral de aves acuáticas.
La visita al Parque Nacional se puede realizar libremente y de manera gratuita a través de los itinerarios, sin necesidad de reserva previa. Además, existe la posibilidad de reservar recorridos guiados.
más información en nuestra web
Parque Nacional de los Picos de Europa. Fuente: Turismo de Asturias
Parque Nacional de los Picos de Europa
Este Parque Nacional representa los ecosistemas ligados al bosque atlántico. Tiene la mayor formación caliza de la Europa Atlántica, con importantes procesos cársticos, simas que llegan a más de 1.000 m, erosión glaciar muy patente y presencia de lagos.
Entre sus riscos habita el rebeco, en los tupidos bosques los corzos, lobos y existe también la presencia ocasional de algún oso; así como más de 100 especies de aves, entre las que destacan el pito negro, el urogallo, el buitre leonado y el águila real.
Pero en él hay mucho más que paisaje, hay siglos de historia escritos en los pueblos, en los valles, en las iglesias, en las cabañas de los puertos y en sus caminos.
más información en nuestra web
Parque Nacional de Monfragüe. Fuente: Canva
Parque Nacional de Monfragüe
Ubicado al norte de la provincia de Cáceres, en el triángulo imaginario que forman las ciudades de Plasencia, Trujillo y Navalmoral de la Mata, este espacio que forma parte de un territorio declarado reserva de la biosfera, está atravesado por dos ríos, el Tajo y el Tiétar. Su nombre proviene de la época en la que fue habitada por los romanos, que lo denominaron Mons Fragorum (monte denso).
La fauna de la zona incluye más de 280 especies de vertebrados, muchas de ellas en peligro de extinción. Aquí conviven, entre otros animales, el águila imperial, el buitre negro, la cigüeña negra y el lince.
Entre las visitas obligadas en este espacio natural destaca el castillo de Monfragüe, construido por los árabes en el siglo IX, desde donde se divisan kilómetros de paisaje salvaje.
Además de realizar algunas de las rutas trazadas lo largo de todo el parque, es imprescindible disfrutar de las vistas de uno de los parajes más espectaculares, el Salto del Gitano, un acantilado de 300 m que se despeña sobre el río Tajo.
más información en nuestra web
Parque Nacional de Ordesa y Monte Perdido. Fuente: Canva
Parque Nacional de Ordesa y Monte Perdido
El Parque Nacional de Ordesa y Monte Perdido, en Huesca, está constituido por el valle de Ordesa, el valle de Pineta, las Gargantas de Escuaín y el Cañón del Añisclo. Se trata del destino preferido de miles de excursionistas que se acercan a ascender sus grandes cumbres, pero también es un enorme paraíso para aquellos que opten por la práctica del senderismo.

Es un lugar mágico, donde cada rincón es un regalo para los sentidos. El valle glaciar nos sorprende con paredes verticales y saltos de agua a cada paso. El Valle de Ordesa es uno de los rincones más bonitos de España, es un lugar en el que el tiempo parece detenerse y transportarnos a escenarios de antiguas historias de cuento.

Existen innumerables senderos para perderse y disfrutar de la naturaleza del parque con sus desfiladeros y cascadas a cada paso.
más información en nuestra web
Parque Nacional Sierra de Guadarrama. Fuente: Comunidad de Madrid
Parque Nacional Sierra de Guadarrama
La Sierra de Guadarrama forma parte del Sistema Central, una larga cadena montañosa, de 500 km de longitud, que cruza de este a oeste el centro de la Península Ibérica.
Las condiciones de la Sierra, más fresca y húmeda que las mesetas, y su menor transformación por la actividad humana, han convertido a estas montañas en un privilegiado refugio de biodiversidad. En su medio físico destacan sus circos y lagunas glaciares y sus roquedos graníticos; entre sus paisajes vegetales, los ecosistemas de alta montaña y los extensos pinares de pino albar.
Un paraje ideal en el que tendremos la oportunidad de esquiar por las nevadas pistas de Navacerrada o completar las numerosas rutas programadas en el interior del Parque en lugares como La Pedriza o el Valle de la Fuenfría.
más información en nuestra web
Parque Nacional de Sierra Nevada. Fuente: Canva
Parque Nacional de Sierra Nevada
Ubicado en el Municipio de Monachil, Granada; está integrado dentro de un espacio natural que incluye al Parque Natural que lleva el mismo nombre. Este espacio destaca por su extensión y la altitud de sus montañas, que tienen la cota más alta de la Península Ibérica.

Se trata de un espacio natural que cuenta con un clima privilegiado, donde podemos disfrutar de muchos días de sol durante todo el año. Además, está reconocido internacionalmente como Reserva de la Biosfera, ya que sus diferentes altitudes dan lugar a una rica variedad de flora y especies exclusivas.

Durante la primavera, cobran gran esplendor los encinares, como los Montenegro y los bosques de ribera que acompañan el cauce de los ríos. Durante el verano tenemos la cercanía de la playa, y una gran oferta turística y de ocio para el senderismo y la pesca. El otoño es la temporada en la que sus bosques cobran preciosos colores, en diferentes tonos rojizos y ocres. En la una altitud media, encontramos árboles como los robles, arces, cerezos y castaños. Sin embargo, el invierno es la época de mayor afluencia de visitantes al Parque, por la popularidad de la estación de esquí y de montaña del lugar.
más información en nuestra web
Parque Nacional del Teide. Fuente: Canva
Parque Nacional del Teide
El mayor Parque Nacional de Canarias es una excursión obligada para todos aquellos que visiten Tenerife; un paisaje único de cráteres, volcanes y ríos de lava petrificada que rodean la impresionante silueta del volcán. Está situado en el centro de la isla, a una altitud media de 2.000 m, y su cima representa el pico más alto de España, con 3.718 m.
Desde el punto de vista geomorfológico estamos ante una maravilla de la naturaleza. La estructura de la caldera y el estratovolcán Teide-Pico-Viejo son únicos en el planeta, y los cientos de conos, coladas o cuevas con las que cuenta enriquecen su interés científico y paisajístico. A ello se añaden su riqueza de fauna y flora, con una gran cantidad de endemismos canarios y especies exclusivas.
Una de las experiencias más excitantes que ofrece el Parque Nacional es subir al teleférico. La estación base está a 2.356 m de altitud y la estación superior a 3.555 m. El tránsito entre estaciones dura unos 8 minutos, y una vez finalizado el recorrido disfrutarás de unas vistas extraordinarias desde el mirador.
Además de las atracciones naturales, dentro del parque se encuentra el Parador Nacional del Teide. Junto a él se alza la Ermita de Nuestra Señora de las Nieves, el templo católico a mayor altitud de España.
más información en nuestra web
Parque Nacional de Timanfaya. Fuente: Turismo de Lanzarote
Parque Nacional de Timanfaya
El Parque Nacional de Timanfaya, también conocido como las Montañas del Fuego, es el segundo Parque Nacional más visitado de nuestro país y uno de los paisajes más espectaculares y originales que podremos visitar en las Islas Canarias. En su interior se pueden observar una gran variedad de fenómenos geológicos relacionados con su naturaleza volcánica, así como una gran diversidad biológica que alcanza a 180 especies de vegetales distintos.

Además, es una de las mejores muestras de hábitat volcánico apenas colonizado por la vegetación, habitado por especies que viven a expensas de la materia orgánica transportada por el viento.

Entre los principales focos de atención destacan las excursiones guiadas que comprenden la Ruta de los Volcanes y las demostraciones de sus anomalías geotérmicas. También destacan sus volcanes más famosos: la Montaña de Fuego, la Caldera del Corazoncillo o la Montaña Rajada.

Los niños disfrutarán sintiendo el calor que emana entre las rocas del dormido volcán, los más intrépidos subirán a lomos de un dromedario y visitarán paisajes volcánicos multicolores. Los enamorados de la ciencia podrán saciar su sed de conocimientos en el estupendo Centro de Interpretación de Mancha Blanca.
más información en nuestra web